Qué debemos hacer si nuestra empresa tiene un problema de endeudamiento

Te enseñaremos cómo podemos identificar un problema de endeudamiento en nuestra empresa y cómo podemos resolverlo

Una empresa es un ser vivo que al igual que nosotros está sujeto a la realidad que a su alrededor se desenvuelve. 

Su estabilidad, en ocasiones, se verá amenazada por circunstancias ajenas a ella: leyes, decretos que pueden afectarla de manera positiva o negativa; conflictos internos o manifestaciones, quizás, detengan temporalmente su funcionamiento; noticias económicas, sociales o políticas, probablemente la ponga en alerta constante; o, una pandemia que obligó a muchos gobiernos a adoptar medidas drásticas, golpeen directamente el desarrollo de sus actividades.

Detrás de cada empresa hay, ante todo, una historia de vida de quienes hicieron posible que una idea se gestará en la realidad. Sin importar su tamaño, la tenacidad de sus dueños por dar el primer paso y posteriormente por mantenerla constante, es la que permite que una marca trascienda.

Por ello afirmamos que nuestra empresa es un ser vivo, y por lo tanto requiere de toda la atención y enfoque que sean necesarios para garantizar su viabilidad. 

Uno de los temas fundamentales en la historia de una empresa, es la obtención de recursos para su creación, sostenibilidad y crecimiento. 

Muchos negocios, debido a su razón de ser, requieren fuertes inyecciones de capital para llevar a cabo el cumplimiento de los objetivos planteados.

Otros, se ven duramente golpeados por crisis de mercado, cambios de tecnología, disposiciones legales, medidas gubernamentales, entre otros factores, que hacen necesario una inversión económica para garantizar su funcionamiento.

Otros, por su parte, son víctimas de malas decisiones, negociaciones que no resultaron, acontecimientos inesperados o una administración que no estuvo a la altura de las expectativas.

Sea cual sea la razón, son circunstancias que pueden llevar a una empresa a adquirir deudas, si las mismas desbordan su capacidad financiera la enfrentarán a situaciones que la afectarán de manera directa, amenazando no solo su propia estabilidad, sino la de los proveedores, directivas, colaboradores y familias que dependen de ella.

Por ello, mismo, ante una posible amenaza, es necesario tomar medidas urgentes que procuren el regreso de nuestra empresa a la normalidad.

En el presente artículo abordaremos el tema de endeudamiento de una empresa en tres ejes fundamentales: cómo detectar el problema a tiempo, cómo resolverlo y cómo prevenirlo.

¿Cómo detectar un problema de endeudamiento en nuestra empresa a tiempo?

Podría pensarse que cuando una empresa presenta problemas de endeudamiento, este será fácilmente detectado; sin embargo, el mismo puede surgir sin hacer mayor ruido, y hacerse grande al cabo del tiempo de manera disimulada, escondido entre las operaciones normales de la organización.

Sea una compañía de gran tamaño o un proyecto de menores dimensiones, el problema de endeudamiento puede generarse de igual manera por diferentes razones: en el primer caso, dada la complejidad de su operación es posible que pase desapercibido; en el segundo, puede darse por la centralización de procesos en una sola persona.

Por lo tanto, debemos tener en cuenta los siguientes conceptos que nos permitirán identificar un posible problema de endeudamiento en nuestra empresa: observación, comparación, revisión, análisis y definición.

  1. Observación: en necesario tomarnos un periodo de tiempo para observar detenidamente la operación de cada uno de los departamentos de nuestra empresa. Elige un periodo de tiempo reciente, por ejemplo: los últimos tres meses. Revisa cómo ha sean dado los movimientos contables y financieros. 
  2. Comparación: ahora revisa el mismo periodo de tiempo, pero esta vez del año anterior. Establece diferencias e identifica coincidencias en las operaciones. Por ejemplo, revisa si el cumplimiento en pagos de proveedores, acreedores y nómina se ha dado en los tiempos establecidos o sin han sufrido cambios. 
  3. Revisión: si encontraste diferencias, es necesario revisar los procesos en los cuales has identificados variaciones. Es una labor que puede llevarte tiempo, pero definitivamente es necesaria.
  4. Análisis: una vez dados los tres procesos anteriores, llegó el momento de analizar la información recolectada. Es allí donde podremos identificar posibles problemas de endeudamiento, sus causas, su trayectoria en el tiempo, su monto, y demás factores permitan obtener un panorama detallado del estado actual de la organización.
  5. Definición: básicamente, enfrentarnos al estado real de la situación financiero: a quiénes les debemos, cuáles son los plazos de cada deuda y qué garantías hay de por medio. 

¿Cómo resolver un problema de endeudamiento de nuestra empresa?

Una vez identificamos el problema de endeudamiento de nuestra empresa, el paso obligado e inmediato que debemos dar, será el de resolverlo.

En esta etapa nos enfocaremos en cinco factores determinantes: asesoría, viabilidad, planificación, acción y adaptación al cambio.

  1. Asesoría: de acuerdo con el resultado del ejercicio anterior, es probable que requieras de la asesoría de un profesional, para que te acompañe en el diseño y ejecución de un plan de acción.
  2. Viabilidad: quizás sea la etapa más difícil, pues determinará si nuestra empresa es viable, si contamos con las herramientas para superar la crisis y la más importante: si vale la pena.
  3. Planificación: nos permitirá, en compañía de un asesor, diseñar, ejecutar y medir un plan de acción que lleve a la empresa a superar la crisis actual.
  4. Adaptación al cambio: es probable que una gran parte del problema de endeudamiento de la empresa haya sido generado por malas prácticas, las cuales deberán ser cortadas de raíz y reemplazadas por un nuevo modelo que prevenga futuras crisis.

¿Cómo prevenir un futuro problema de endeudamiento en nuestra empresa? 

La prevención debe ser, en todo momento, la prioridad para cualquier empresa. Sin ella, sencillamente, estaremos expuestos a problemas futuros.

Nos enfocaremos en tres términos claves: organización, control  y selección.

  1. Organización: abarca todos los departamentos y procesos de nuestra empresa. El desorden es el primer factor generador de problemas.
  2. Control: establecer mecanismos que permitan controlar y hacer seguimiento de todos los procesos de la empresa, permitirá detectar a tiempo cualquier amenaza y facilitará la toma de decisiones.
  3. Selección: lo explicaremos de manera sencilla: quieres que tu empresa sea la mejor, selecciona a los mejores para que formen parte de ella. Un equipo idóneo, especializado y confiable, garantizará el correcto funcionamiento y viabilidad de la empresa.

 

Recuerda que en Restrepo Escobar, encontrarás asesoría en insolvencia. Contáctanos.

Deja un comentario

Abogado 1
Esteban Restrepo Uribe

Abogado egresado de la Universidad de Caldas, especialista en Contratación Estatal (Universidad de Manizales), especialista en legislación Comercial y Financiera (Universidad de Caldas).

Magister en Derecho (Universidad de Manizales). Trayectoria laboral como docente de Derecho Constitucional en las Facultades de Ciencias Jurídicas de la Universidad de Caldas y actualmente, Universidad de Manizales.

He desempeñado el cargo de Agente Liquidador de entidades públicas como TIM (2014), Manizales Segura (2015), Caja de la Vivienda Popular (2017-2018) y Zona Franca (2017-2018).

Asesor de empresas públicas, privadas y mixtas de Manizales con participación en Juntas Directivas. Asesor de la Alcaldía de Manizales.

Abogado litigante en temas de derecho administrativo y contratación estatal.

Liquidador de la lista de auxiliares de la justicia de la Superintendencia de sociedades.

Teléfono: +573015391179
Correo: eru.insolvencias@restrepoescobar.com